User:   Psswd:   Psswd? | Regístrese en portalcalidad!
<< Artículos de gestión

¿Cómo se hace un Plan de Control de Calidad?

Autor: Jorge Pereiro Fecha: 10/10/05 (184942 Lecturas)
(105/27)
18.8%
Un Plan de Control de Calidad especifica los controles de calidad que se aplican a cualquier proceso o conjunto de procesos que tengan por finalidad la realización de un producto, ya sea éste un servicio o un producto tangible. Los Planes de Control no sólo se establecen en la realización de productos, también se utilizan, por ejemplo, en la prevención de riesgos laborales, en situaciones relacionadas con la seguridad territorial, en la seguridad sanitaria, o en la seguridad alimentaria.

LA PLANIFICACIÓN

La importancia de la planificación es capital, tanto que la profesionalidad y la competencia de los gestores en cualquier ámbito se puede medir en función de los planes que son capaces de establecer y, sobre todo, por la eficacia alcanzada en su ejecución. De entre las diversas tipologías de planes, los planes de control ocupan un lugar preferente, al igual que el Plan Estratégico o los Planes de Emergencia.

Respecto a los planes y su ejecución, decía un gurú que prefería un mal plan bien ejecutado, que un magnífico plan pésimamente ejecutado.

Antes de entrar en harina, habría que decir que es posible no utilizar ningún tipo de herramienta de gestión, desconocer por completo qué es un modelo de gestión y qué herramientas de gestión se han desarrollado y funcionan con éxito, y sin embargo hacer crecer un proyecto empresarial. Estas organizaciones aprenden solas y sobre la marcha, descubriendo la rueda a cada paso. De entre éstas, algunas aprenden rápido la importancia de los planes, de pensar antes las cosas, y casi al mismo tiempo la importancia de comunicar dicho plan a toda la organización, la necesidad de ponerlo por escrito. Ven claro también que lo importante y lo más difícil de los planes es ejecutarlos con eficacia, de lo cual surge la necesidad de determinar los recursos apropiados (RRHH, Infraestructura, y Ambiente de trabajo, si atendemos a la estructuración de ISO 9001).

RE-INVENTANDO LA RUEDA

Reinventar la rueda es aprender de la experiencia algo que ya está escrito o realizado. Así como en otras disciplinas técnicas existe un soporte científico unívoco y estructurado, en la gestión no podemos encontrar una figura conexa. La principal razón es que en ella participamos nosotros, las personas, dotando el sistema de una complejidad que hace único cada caso, aunque en el fondo los problemas y sus soluciones son muy conocidos. Por esta razón las organizaciones se encuentran constantemente reinventando la rueda.

ISO 9001, en el ámbito de la gestión de las organizaciones, está sentando unos cimientos de incalculable relevancia. Ahora estamos en la fase de que algunos gerentes atinen a decir: aquí tenemos una gestión ISO, como me dijo recientemente el dueño de una empresa.

 

Volviendo al tema central:

¿CÓMO SE HACE UN PLAN DE CONTROL DE CALIDAD?

Lo primero que debemos saber es que un Plan de Control de Calidad es un resultado final de un proceso más grande, el proceso del diseño del proceso. Por ejemplo, si una empresa ha de fabricar un nuevo producto, el Plan de Control de Calidad se establece en base a las actividades de transformación de las materias primas en dicho producto. El Plan de Control de Calidad puede, y debe, determinar la forma de realizar el producto. Determinar, incluso, la forma de realizar el producto sin que sea necesario controlarlo. Al menos no de la forma que entendemos un control.

Inciso: hay que tener claro que el objetivo no es controlar, sino hacer un producto que cumpla los requisitos. 

El diseño de la forma de realizar el producto, y la forma de controlar la calidad del producto realizado (definida en el Plan de Control de Calidad), es el diseño del proceso de realización del producto.

Centrándonos exclusivamente en la elaboración del Plan de Control de Calidad, inscrito como hemos dicho dentro del proceso de diseño del proceso, las etapas básicas que conducen a su obtención son:

1. Definir completamente qué etapas comprende la fabricación (o prestación de servicio), qué medios productivos se van a utilizar (máquinas y herramientas), qué materias primas, cuántas personas y qué competencia deben tener, qué procedimientos de trabajo se van a utilizar, qué aspectos legales y reglamentarios afectan, cuáles son los requisitos del producto, etc.

En la práctica, buena parte de esta información se suele determinar gráficamente en un documento denominado sinóptico del proceso (también conocido como diagrama de flujo del proceso y otras variantes). El sinóptico del proceso estructura el campo de trabajo en etapas, que serán utilizadas en todo el proceso de diseño del plan de control. Como se ha indicado anteriormente, el diseño del plan puede modificar la forma de trabajar y/o enriquecerla. Con lo cual modificará y/o añadirá nuevos elementos al sinóptico.

2. Analizar los riesgos asociados a la realización de cada una de las etapas determinadas. Comúnmente conocido como AMFE (Análisis del Modo de Fallo y sus Efectos) en castellano, AMDEC en francés, o FMEA en inglés, este análisis evalúa y puntúa cada uno de los riesgos asociados a la fabricación o prestación de servicio según su gravedad, ocurrencia (la probabilidad de que ocurra), y detección (probabilidad de que el problema sea detectado cuando aparezca), para obtener, producto de los tres, un índice denominado Índice de Prioridad del Riesgo (NPR en inglés).

Un Plan de Control de la Calidad pretende garantizar que el producto resultante cumpla los requisitos. Para conseguir este fin, parece lógico que analicemos primero qué puede ir mal, qué puede fallar. AMFE no es más que una técnica estructurada para evidenciar  los puntos débiles del proceso y obtener una ponderación de estos riesgos.

El AMFE se realiza tomando como base el proceso de realización del producto diseñado, incluidos los controles de calidad que puedan ya existir. Esta técnica no sólo se aplica sobre procesos, también es corriente aplicarla sobre los medios productivos y el diseño de productos. En un AMFE, debemos valorar cada riesgo identificado asignando una nota en los 3 factores que más relevancia tienen: Gravedad, Ocurrencia, y Detección. La asignación de la nota debe ser lo más objetiva posible, y para ello con anterioridad se fijan unos criterios para asignar puntuaciones . Los factores sometidos a valoración son complementarios entre sí, y tienen la misma importancia en el resultado final, ya que al final se calcula el producto de los 3. Lo más común es asignar puntuaciones de 1 a 10 en cada factor, con lo cual el índice calculado es un número entre 1 y 1000.

Donde realmente se diseña el Plan de Control es durante la realización del AMFE. La organización puede fijar el nivel de riesgo a partir del cual introducir controles o modificar elementos de proceso que lo reduzcan. Como ya se habrá advertido, para disminuir el nivel de un riesgo, nuestras acciones pueden tener como efecto:

  • Disminuir la gravedad del riesgo.
  • Disminuir la probabilidad de que ocurra, o
  • Aumentar la capacidad de detección.

Actuar sobre cualquiera de estos factores disminuye el nivel de riesgo. En automoción una práctica bastante extendida es fijar el nivel de riesgo aceptado en 100. Cualquier riesgo que obtenga una nota superior debe ser disminuido introduciendo algún cambio o control adicional en el proceso.

3. Documentar el Plan de Control. Si hemos hecho correctamente las etapas anteriores, dispondremos de toda la información necesaria para hacerlo. Se trata de documentar como mínimo lo siguiente:

  • especificar etapa por etapa de la realización del producto qué características debe cumplir el producto, con qué medios productivos se transforma, y qué variables se controlan y cómo.
  • especificar los controles de calidad realizados por laboratorios. Ensayos sobre materias primas, productos semi-procesados, o sobre el producto final.
  • especificar las auditorías de producto o de proceso que se vayan a realizar.

El plan de control puede contener directamente esta información, o bien hacer referencia a los documentos que la contienen: planos, fichas técnicas de materia prima, instrucciones de trabajo, paneles de defectos, pautas de autocontrol etc.

Recursos relacionados:

Formato de plan de control

Ejemplo de SINÓPTICO de proceso

Formato de AMFE



Compartir esta página:  twitter  facebook
Página imprimible Crear PDF de este artículo
Comentarios
Invitado
Enviado: 19/03/06 21:44
 Re: ¿Cómo se hace un Plan de Control de Calidad?
podría presentar un ejeplo práctico de un plan de control de calidad.
Invitado
Enviado: 17/08/06 0:31
 Re: ¿Cómo se hace un Plan de Control de Calidad?
excelente material que permite ampliar el conocimiento en sistemas de calidad
Vivi-al
Enviado: 5/04/13 1:50
De:
Envios: 1
 Pasos para diseñar un plan de control de calidad

hola..... necesito que por favor me ayuden con un guia de pasos de como diseñar un plan de control de calidad en uno empresa textilera

 

agradeceria grandemente su  ayuda

tacirga
Enviado: 30/09/13 9:29
De:
Envios: 27
 Re: Pasos para diseñar un plan de control de calidad
¿es posible realizar un plan de control y amfe a productos no seriados?¿o solo se realizan a productos seriados que cumplen con las mismas características y requisitos?