User:   Psswd:   Psswd? | Regístrese en portalcalidad!
<< Monográfico ISO 9001

Gestión del ambiente de trabajo en ISO 9001

Autor: Jorge Pereiro Fecha: 24/05/05 (66127 Lecturas)
(56/9)
46.3%
El punto 6.4 de la Norma, Gestión del Ambiente de Trabajo, se enclava dentro del grupo de requisitos que deben cumplir los procesos de Gestión de los Recursos.
Bajo la denominación “Ambiente de Trabajo”, ISO 9001:2000 agrupa un conjunto de variables de las condiciones de ejecución de los procesos que no pueden ser catalogadas como elementos de infraestructura, y que son en muchas ocasiones tanto o más determinantes que éstos para proporcionar un producto que cumpla los requisitos.


El Ambiente de Trabajo fue una de las novedades de la versión 2000 en su actualización respecto a la anterior de 1994. Es probable que estos nuevos requisitos deban ser ajustados o concretados convenientemente en una futura versión, ya que hasta el momento este es un apartado en ocasiones olvidado, tanto por parte de las organizaciones que implantan su Sistema de Calidad, como por parte de los auditores que verifican la salud del Sistema. Las causas de esto radican por una parte en la vaguedad con la que se enuncian los requisitos en la Norma, y por otra en la dificultad de incorporar procesos al Sistema que los apliquen, sobre todo tratándose de organizaciones de pequeño tamaño. La mejor forma de comprender esta dificultad es entrar de lleno en los requisitos.

El enunciado de los requisitos para la gestión del Ambiente de Trabajo es extraordinariamente sintético. Literalmente la Norma dice:

La Organización debe determinar y gestionar el ambiente de trabajo necesario para lograr la conformidad con los requisitos del producto.

Y ya no dice más.

Debemos acudir a la Norma ISO 9004:2000 si queremos obtener más información que nos ilustre sobre la naturaleza del ambiente de trabajo. Allí se explica que el ambiente de trabajo comprende una serie de variables como:


  • metodologías de trabajo creativas y oportunidades de aumentar la participación activa para que se ponga de manifiesto el potencial del personal,

  • reglas y orientaciones de seguridad, incluyendo el uso de equipos de protección,

  • ergonomía,

  • la ubicación del lugar de trabajo,

  • interacción social,

  • instalaciones para el personal en la organización,

  • calor, humedad, luz, flujo de aire, e

  • higiene, limpieza, ruido, vibraciones y contaminación.


Un error frecuente es considerar que gran parte de la determinación y gestión de estas variables ya quedan cubiertas con las acciones derivadas de la gestión de la Prevención de los Riesgos Laborales. Por ejemplo en el caso de la seguridad, la ergonomía, o las variables ambientales. Pero debe tenerse en cuenta que el enfoque de ambos sistemas es diferente, ya que la prevención de riesgos laborales se ocupa de la salvaguarda de la salud, mientras que ISO 9001 se ocupa de los factores del ambiente de trabajo necesarios para lograr la conformidad con los requisitos del producto, de las variables que favorecen que el producto salga bien.

No obstante es indudable que un ambiente donde las personas perciben que su salud puede verse afectada, no es en ningún caso propicio para realizar un producto que cumpla los requisitos. En ese sentido podríamos interpretar que se sugiere el segundo punto de los factores indicados por ISO 9004:2000.

Determinar cómo debe cumplir una organización con este apartado es complejo. La Norma no exige explícitamente que se deban tener evidencias documentales de haber determinado los factores del ambiente de trabajo, y tampoco de su gestión (control y dirección). Lo que sí es evidente es que la Norma pretende que la organización trabaje en la dirección de favorecer ambientes de trabajo óptimos para proporcionar Calidad.

Siendo la aplicación de este apartado una cuestión difusa, auditarlo no lo es menos. El auditor puede incidir con preguntas allí donde considera que las condiciones del ambiente de trabajo no son totalmente aptas, y quizás sugerir mejoras al respecto en su informe, pero raramente se suele anotar una no conformidad de ello. Algunos auditores se conforman, y exigen si no lo encuentran, alguna frase feliz en los Procedimientos o en el Manual de Calidad. Que se haya realizado por escrito una descripción de lo que la organización hace para cumplir con este punto, como si implantar un Sistema de Calidad fuera un trabajo de colegio.

La forma más honesta y útil de cumplir con los requisitos de la Norma es dedicar esfuerzos y tiempo en mejorar continuamente el ambiente de trabajo. Empezando primero por asignar responsabilidades a personas en este ámbito. Personas que deban determinar cómo se puede mejorar el ambiente de trabajo, velar por los aspectos físicos pero también psicológicos que pueden aumentar el rendimiento y el compromiso de todos los componentes de la organización para hacer su trabajo bien a la primera.



Compartir esta página:  twitter  facebook
Página imprimible Crear PDF de este artículo